La Unión Temporal Gabra Gran Colombia resolvió correr dos semanas más el plazo para el despegue de las obras en esta vía, mientras se resuelve la firma del acta inicial de trabajos y se despejan todas dudas de las partes involucradas en este contrato de 13.500 millones de pesos. El inicio de los trabajos estaba para el 16 de octubre.

Un aspecto que este jueves se aclaró con los representantes de ciclistas y discapacitados fue el tema de la movilidad. El director del proyecto, Didier Iscalá, expuso que lo más importante que se hará a lo largo de la vía es la nivelación de andenes y la construcción de rampas, así como senderos guías para las personas ciegas y en silla de ruedas, “todo ajustado a la normatividad vigente”.

Iscalá aclaró también tres cosas que fueron polémica días atrás en relación a la reposición de redes de servicios públicos.

Dijo que la reposición de redes matrices de acueducto y alcantarillado no quedó contemplada dentro del contrato, lo anterior porque es competencia de la empresa Aguas Kpital y sus directivas anunciaron que en los próximos diez años no tienen programado ninguna obra por esa vía.

La reposición de redes domiciliarias y construcción de canales, que va sobre los andenes, sí quedó  en el contrato, es decir, es responsabilidad del contratista cubrir esta actividad. También se facilitará el descargue del agua lluvia que cae de las casas.

Referente al alcantarillado de aguas lluvias que se debe construir para dar solución a las inundaciones en el tramo que abarca la intersección de las avenidas Guaimaral y Gran Colombia, se dijo que es una solución que le compete dar a la Alcaldía, por cuanto no hace parte del contrato.

Allí, Iscalá explicó que se debe conectar las aguas a un colector que atraviesa el barrio Colsag, el cual fue recientemente construido por la Alcaldía.

Al referirse a las especificaciones técnicas de la obra,  Juan Carlos Uribe, director del Fondo de Valorización de Cúcuta (Fondova), dijo que no se trata de una ciclorruta, sino de una intervención urbanística al espacio público de la avenida Gran Colombia.

“La ciclorruta es solo un componente de los cinco que hacen parte del contrato”, dijo el funcionario, al justificar que la misma hace parte de un plan integrado de movilidad basado en la bicicleta.

El funcionario recalcó que es un proyecto para brindar accesibilidad a la movilidad de la gente. En relación con los andenes, dijo que a los 13.5 kilómetros de vías peatonales con los que hoy cuenta la ciudad se sumarán los que se habiliten los de las avenidas Gran Colombia y del Río y El Malecón. “Esto es nada, pero mucho en una ciudad que empieza a dar pasos hacia la sostenibilidad”.

Cúcuta y área metropolitana Noticias

Deja tu comentario

Connect with:




Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *